Buscar con Google:

Búsqueda personalizada

ENTRADAS RECIENTES EN KONZPIRAZIO

sábado, 15 de noviembre de 2008

TODO SOBRE EL GRAN TIMO DEL CALENTAMIENTO GLOBAL * Patrañas de las culturas del miedo y el dominio





















El calentamiento global por CO2 es un fraude

por Laurence Hecht

Washington (EIRNS)—El registro histórico de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera que presentó el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climatológico (GICC) como justificación para reducir los llamados gases de invernadero, es un fraude. Investigaciones del profesor Ernst–Georg Beck de la Merian–Schule de Friburgo, Alemania, muestran que el GICC interpretó y manipuló los registros de CO2 previos a 1957 a partir de la medición de muestras de hielo de extracción reciente, que pasan por alto más de 90.000 mediciones directas por métodos químicos realizadas entre 1857 y 1957.[1]

El registro adulterado del GICC pretende probar que las concentraciones de CO2 han venido aumentando de modo constante con el progreso de la civilización industrial. El trabajo de Beck confirma un cúmulo de investigaciones previas que demuestran que el GICC escogió qué datos usar, en un intento por probar que tenemos que parar el desarrollo industrial y regresar a la era de la carreta tirada por caballos, o atenernos al calor sofocante y el derretimiento de los casquetes polares. También demuestra que el tratado de Kyoto para reducir los gases de invernadero se fundó en un fraude científico que contraviene las leyes del universo, al negar la bien demostrada determinación climática por las variaciones cíclicas de la relación orbital entre la Tierra y el Sol, y las del calor que este último emite.

En un análisis concienzudo de 175 estudios científicos, el profesor Beck descubrió que los fundadores de la moderna teoría del efecto invernadero, Guy Stewart Callendar y Charles David Keeling (ídolo del ex vicepresidente y ambientista rabioso estadounidense Al Gore), ignoraron por completo las mediciones cuidadoass y sistemáticas de algunas de las figuras más famosas de la química física, entre ellas varios premios Nobel. Las mediciones de estos químicos arrojaron que la concentración atmosférica actual de CO2, de unas 380 partes por millón (ppm), se ha excedido en el pasado, como en el período de 1936 a 1944, cuando el nivel de CO2 estuvo entre las 393,00 y 454,70 ppm.

También hubo mediciones, con una tolerancia de 3%, de 375,00 ppm en 1885 (de Hempel en Dresde), 390,00 en 1866 (de Gorup en Erlangen) y 416,00 en 1857 y 1858 (de Von Gilm en Innsbruck). Irónicamente, aunque el aumento en los 1940 estuvo correlacionado con un período de calentamiento atmosférico promedio, Beck y otros han demostrado que dicho calentamiento precedió al aumento en la concentración de CO2.

Los datos que Beck revisó corresponden en lo principal al hemisferio septentrional, que geográficamente van de Alaska, pasando por Europa, a Poona, India, y casi todas se hicieron en zonas rurales o en la periferia de poblados sin contaminación industrial, a una altura de aproximadamente 2 metros sobre el nivel del suelo. La evaluación de los métodos químicos empleados revelaron un margen máximo de error de 3%, y hasta de 1% en los mejores casos.

En contraste, las mediciones viciadas de las muestras de hielo muestran un aumento más bien constante en el nivel de CO2, que convenientemente casa con la idea preconcebida de que la intensificación de la actividad industrial ha generado un aumento constante del CO2. Como ha demostrado el colaborador de Beck, el doctor Zbigniew Jaworowski, un ex alto asesor del servicio polaco de vigilancia radiactiva y montañista experimentado, que ha extraído hielo de 17 glaciares en seis continentes, las inclusiones gaseosas en muestras de hielo carecen de validez como representaciones históricas de la concentración atmosférica. La congelación, recongelación y presurización continuas de las columnas de hielo alteran drásticamente la concentración atmosférica original de las burbujas de gas.[2]
Según la teoría del calentamiento por el efecto de invernadero, el aumento de la concentración atmosférica de CO2 que causa la actividad humana, tal como la combustión de combustibles fósiles, actúa como las ventanas de un invernadero al evitar que la superficie inmediata de la Tierra reirradie el calor solar. Aunque dicho efecto existe, el dióxido de carbono no es uno de los principales gases de invernadero, pues cuando mucho da cuenta del 2 a 3% del efecto invernadero. Por mucho, el gas de invernadero más importante es el vapor de agua. Sin embargo, el agua en la forma de nubes puede reflejar la radiación solar, lo cual causa una reducción de la temperatura, Son tantos los efectos interrelacionados, que relacionar la temperatura global con la concentración de CO2 es como tratar de predecir el valor de un fondo especulativo interpretando las fases de la Luna.

Urdir una tesis convincente de semejante correlación exige mentir con profusión y sofisticación, y a los teóricos del efecto invernadero los agarraron con las manos en la masa. Por una ironía histórica deliciosa, podría decirse que quien los descubrió fue el fundador de la ciencia moderna, el cardenal Nicolás de Cusa. Nuestra comprensión moderna de la fotosíntesis empezó cuando el investigador flamenco Jan Baptist van Helmont aceptó el reto de Cusa (que plantea en la sección "De staticis" en el Idiota), de pesar una planta y la tierra en la que está sembrada, antes y después de cierto crecimiento. Van Helmont descubrió (circa 1620) que el peso de la tierra que nutre a un sauce que ha crecido hasta pesar 77 kg en cinco años, varía menos de un par de kilos. ¿De dónde sacó el árbol su masa sólida? Irónicamente, Van Helmont, quien introdujo la palabra "gas" a la ciencia, llegó a la conclusión equivocada que la planta la adquirió exclusivamente del agua con la que se le regó.

Seguir leyendo...





Las aceptadas teorías de que el hombre es el causante del calentamiento global son “mentiras” que demandan un nuevo y polémico documental de televisión. “La gran estafa del Calentamiento Global” –apoyado por eminentes científicos- está llamado a convulsionar el aceptado consenso de que el cambio climático está causado por el hombre. El programa, que será emitido en Canal 4 el jueves 8 de Marzo, nos mostrará un grupo de respetados científicos atacando a la “propaganda” que ellos alegan está matando a los pobres del mundo. Incluso el cofundador de Greenpeace, Patrick Moore, es mostrado reclamando que los países africanos deberían ser animados a producir mas CO2. Nadie en el documental defiende la teoría del efecto invernadero, sin embargo reivindican que el cambio climático es natural, ha estado ocurriendo durante años y el desprendimiento de hielo de los glaciares sucede precisamente en la primavera, tan normal como que las hojas caigan en otoño. Una fuente de Canal 4: “Es fundamental una polémica y nosotros esperamos molestar, pero esta es la controvertida programación por la que Canal 4 tiene fama.” El controvertido director Martin Durkin dijo: “Tu puedes ver las incoherencias con la ciencia del calentamiento global, pero la gente no te cree, son necesarios diez años para conseguir este objetivo.” “Pienso que se recordará en la historia como el primer capítulo en una nueva era de las relaciones entre los científicos y la sociedad. Los científicos legítimos -gente con títulos- son los chicos malos.” “Es una gran historia que va a causar polémica” “Es muy raro que una película cambie la historia, pero pienso que este es un punto de inflexión y en cinco años la idea de que el efecto invernadero es la principal razón del calentamiento global será visto como una total gilipollez.”



EL HIELO SE ESTÁ DERRITIENDO, EL MAR ESTÁ SUBIENDO

LOS HURACANES ESTÁN SOPLANDO, Y TODO ES CULPA

TUYA ¿ESTÁS ASUSTADO? NO LO ESTÉS

ES MENTIRA


























3 comentarios:

Anónimo dijo...

sinceramente como pueden creer esto.... las cosas se estan viviendo ya... el agua esta escaseando y el calor esta aunmentando, los mares estan creciendo osea que tod eso es emntira, pues enseñenme al mago que esta derritiendo todo ese hielo

kONzPIRADOR dijo...

Como no leíste ni madres ni viste los videos, sólo te movió tu profundísima culpa, te diré:

SÍ... Y TODO ES CULPA TUYA, SIGUE CREYENDO LO QUE QUIERAS MIENTRAS MUERES DE CULPAS COMPRADAS.

Konzpirador.

Ne O dijo...

¿Nuestras emisiones de CO2 no causan el calentamiento global? Es algo cósmico, por lo tanto quedémosnos tranquilos a esperar a que la mayoría desaparezcamos para que la Tierra le quede a los privilegiados, sigamos quemando petróleo y carbón, envenenemos la atmósfera con el CO2 que tan bueno es para nosotros.
Lo más probable es el "El fraude del calentamiento global" sea sólo un fraude pagado por unos pocos que quieren seguir enriqueciéndose a costa de la muerte del planeta. Esto es mejor negocio que decirte que no emitas CO2, ¿no crees?
Ne O

Related Posts with Thumbnails

Vínculo